Noticias

 

Light show suma 55 mil personas en sus primeros dos meses

 Sala de Cromosaturación, Carlos Cruz-Diez

La alianza entre la creación artística, la tecnología y el cuestionamiento de las formas tradicionales del arte, parece ser una receta para el éxito. En 2015 la muestra Obsesión infinita de Yayoi Kusama logró atraer a más de 160 mil personas en tres meses. La llamativa obra con influencia del arte pop y el minimalismo se convirtió además en un fenómeno en las redes sociales, donde ningún visitante perdía la oportunidad de compartir una foto en los espacios infinitos creados por la japonesa.

La fórmula se repite en Light show. El escenario es el mismo: 850 metros cuadrados de la galería de arte CA660, dispuestos como un laberinto entre salas pequeñas y grandes que permiten apreciar de manera óptima las 17 instalaciones lumínicas que trae Light Show. Aún cuando no se permite tomar fotos en algunos espacios, en los que sí, los fanáticos de las selfies ya han documentado su visita.

La muestra fue curada por Cliff Lauson en 2013 y se inauguró originalmente en la Hayward Gallery de Londres, donde se convirtió en la muestra más visitada en la historia de la galería, con más de 300 mil personas. Fue tal el éxito, que la exposición, que recorre la historia del arte lumínico, desde los 60 hasta hoy, empezó una itinerancia por Auckland, Nueva Zelanda; Sidney, Australia; Sharjah, Emiratos Arabes, y finalmente a Santiago de Chile, su última y única parada en América.

“Esta muestra es exitosa porque va más allá del conocimiento sobre arte. Apela a los sentidos, a la relación intrínseca que tiene el ser humano con la luz, tiene un efecto emocional que es universal. Con cada una de las obras se puede tener una experiencia única y no hay límite de edad para disfrutarla”, dice Lauson, quien estuvo de visita en el país para la inauguración.

La muestra incluye obras precursoras de la corriente, de la década de los 60': como la del estadounidense Dan Flavin, la del francés Francois Morellet, la del venezolano radicado en París Carlos Cruz-Diez (una de las más fotografiadas) y la del inglés Bill Culbert. También incluye figuras influyentes de los 70' como los californianos James Turrel y Doug Wheeler, dos pioneros en los entornos de inmersión que utilizaron la luz como herramienta sensorial. Por último, integra obras de generaciones más jóvenes como el británico Conrad Shawcross, el danés Olafur Eliasson, la alemana Katie Paterson y el chileno Iván Navarro.

Light Show en Chile fue inaugurada el 17 de mayo y en solo dos meses ya ha sido visitada por más de 55 mil personas. Estará abierta hasta el 11 de septiembre y la entrada gratuita es desde las 11:00 hasta las 17:30 horas (última entrada), y luego, desde las 19:30 horas, hay visitas guiadas pagadas. $6.000 entrada general.