Noticias

 El arte se mueve

 

Fuente: El País, Álex Vicente
Fecha: 20.07.2013

El arte óptico y cinético regresa a los museos tras décadas de olvido y menosprecio. Triunfa por su accesibilidad, su ilusionismo y su restitución de la experiencia sensorial.

Algunas mañanas, en su atelier del noveno distrito de París, Carlos Cruz-Díez se despierta sorprendido por haber dejado atrás al enfant terrible que siempre creyó ser. Le sucede, en especial, cuando compara el reconocimiento al que asiste hoy con el menosprecio padecido a finales de los cincuenta, cuando desembarcó en la capital francesa desde Caracas. “Con los artistas de la época, nos reuníamos y nos preguntábamos: ¿cómo es posible que nadie nos haga caso?”, relata. “La de aquel tiempo era una sociedad de ciegos. Hoy aquella mirada ha cambiado, el ojo se ha educado, igual que se educaría el oído”. El artista de 89 años, maestro del arte óptico y cinético, formó parte de un movimiento que intentó revolucionar el arte a través de una propuesta irreverente y política, que obligaba al visitante a participar en la obra hasta completarla con sus cinco sentidos. “Tal vez ahora nos hagan caso por arrepentimiento, por haber dejado de lado un movimiento tan importante como el cubismo o el surrealismo, que puso en duda la realidad física e inspiró a generaciones posteriores. Abrimos un camino nuevo en la historia del arte: el de la inmaterialidad”, concluye.

Para más información por favor visite:
http://www.cruz-diez.com/es/news/web-prensa/2013/el-arte-se-mueve.html