Exposiciones

Cruz-Diez: Cromointerferencias

Acerca de la exposición
Catálogo
Enlaces
Lugar: Sala Permanente de Cruz-Diez
Fecha: 09.09.2015 - 24.10.2015
Artistas:
  • n-a

CROMOINTERFERENCIAS

Paris, 1964


Entre los años 50 y 60 del siglo XX, los artistas que luego serían agrupados en el Cinetismo o la Nouvelle tendence, perseguían desarrollar una nueva dialéctica entre el espectador y la obra de arte. Sus obras no serían sólo para la contemplación, sino que debían ser participativas y modificarse en interacción con el espectador. Para lograrlo, fue fundamental trabajar con un elemento dejado de lado por la pintura tradicional: el espacio real.

En una pintura, la perspectiva y otras técnicas afines permiten crear la ilusión de espacio dentro del plano pictórico. En cambio, estos nuevos artistas consiguieron en el espacio real, no sugerido, el aliado necesario para las transformaciones que buscaban. Buena parte de sus obras son tridimensionales, y es en la interacción entre el espacio interior de la obra y el espacio que separa a ésta del espectador, donde se producen los fenómenos de vibración, movimiento, evolución y cambio.

Las Cromointerferencias de Carlos Cruz-Diez son un claro ejemplo de estas búsquedas. En 1964, el artista desarrolló esta nueva investigación a partir de las tramas de sus Colores Aditivos. A la trama de líneas de colores superpuso una trama adicional de líneas negras, impresas en un material transparente, y colocadas a cierta distancia del fondo. La interacción entre las líneas en el espacio produjo toda una gama de colores que no estaban en el soporte. A este tipo de obras, Cruz-Diez las llamó “falsos prismas”, pues permitían reproducir todo el espectro cromático a partir de un soporte opaco.

Siguiendo este principio, Cruz-Diez ha desarrollado Cromointerferencias de distintos tipos a lo largo de su carrera artística: fijas, mecánicas, manipulables e incluso integradas a la arquitectura. Sin embargo, hubo un tipo de Cromointerferencias, concebidas entre el 64 y el 65, que entonces no logró fabricar tal como las imaginaba por inconvenientes técnicos. Son las Cromointerferencias Espaciales, en las que precisamente se hace aún más evidente la generación de fenómenos cromáticos en el espacio real.

Este tipo de Cromointerferencias, en las cuales la trama negra no requiere de un soporte transparente, sino que se materializa en el espacio con cintas elásticas tensadas, comenzó a fabricarse apenas en enero de 2015, cuando la tecnología más reciente, puesta al servicio del arte en el Taller Articruz, permitió construir con la precisión requerida eso que el artista había concebido cincuenta años antes.

En las Cromointerferencias Espaciales, no sólo aparecen y desaparecen colores que no están en el soporte, a partir de la interacción con el espectador, sino que el color parece levantarse del fondo y flotar en el espacio en medio de las cintas negras. Son una muy clara demostración del color perseguido por Cruz-Diez: haciéndose en el tiempo y en el espacio reales, más allá de la forma y el soporte.
 

 
Ordenar por:
Páginas 1 / 1
1
Ver: